viernes, 11 de agosto de 2017

Noches largas.

Ayer logré dejar de comer a eso de las 12 de la noche y a la 1 de la madrugada me dormí. Muy extraño en mí. Hoy me pesé y marcó 48,0 kg, no me lo esperaba y fue una alegría.

Pero hoy ya van a ser las 2 a.m. y me está empezando a entrar la ansiedad, porque nerviosa llevo un rato. He comido ya de todo. Yogures, fruta, más fruta, pechuga de pavo, una mini ensalada, leche con cacao, más leche con cacao, zumo, he picoteado trozos de queso graso (bastante cantidad pero tampoco horrible)........ y todavía no me calmo. Aunque me esté muriendo de sueño, me sienta cansada... no puede conmigo. Hace unas semanas era muy normal quedarme despierta hasta las 5 a.m. Últimamente no lo hacía tanto, quizá por eso ahora se ven un poco más los 48 que los 49. Entre que duermo mejor y que no ocupo esas horas comiendo......

Pero siempre hay varios días en la semana que tengo nervios nocturnos. Hay semanas que más y otras que menos, ahora. Y esta semana llevo desde el lunes... martes me di el atracón de pan y luego ya no necesité comer nada más y dormí, ya me sació emocionalmente. Ayer bastante bien, pero hoy otra vez bajón. Y siempre que me empiezo a sentir rara me paso varios días pensando: qué carajos me pasa?

Y efectivamente, semana pre regla. Justo hoy faltan 7 días para que me venga. Se me hace pronto todavía para sentir los efectos. Supongo que otras cosas también influirán. Aunque en lo personal y profesional estoy algo mejor. Y he empezado a salir más, aunque eso implique a veces comer algunas golosinas y alcohol (que no cuento mal porque doy más valor al hecho de que he salido, además no hay atracón).

Estoy haciendo menos ejercicio y en ese aspecto como que siento que me he quitado un peso de encima. Estoy más tranquila, no tengo miedo de desmayarme. Porque cuando a veces hacía demasiado ejercicio también comía demasiado por el puto miedo. Prefiero comer menos y moverme menos, siempre lo he dicho. Me gustaría ser fit pero prefiero estar escuálida, aunque estoy muy lejos de estarlo, claro.

Bueno, al menos por un rato me he olvidado de comer mientras escribía esto, pero ahora sigo. Me he puesto una película pero no logro prestarle atención. Sé que acabaré yendo a la nevera de nuevo, a coger ni sé qué.

No hay comentarios:

Publicar un comentario