sábado, 30 de abril de 2016

Maldición.

Mañana 1 de mayo. Todo sigue igual. Los atracones no cesan...

Sólo pido: NO dulces, NO harinas. Tienes mil tonterías más por las que optar. Por qué no?? Bueno, frutos secos tampoco, pero es que no los voy a comer. Hace mucho que no los tomo. El caso es que no pasa un día sin dulces y harinas. Y todo de atracón. Ayer 4000 kcal y hoy voy cerca. No puedo seguir así. Estoy preocupada, mi cuerpo reacciona mal. No rinde. Tengo molestias. Tengo cansancio. Tengo malestar. No puedo seguir así.

EDITO: la skinny girl diet es muy interesante.


Recuerdo que hace un año intenté hacer la skinny healthy, que permitía muchas más calorías (más del doble) y fracasé estrepitosamente. Empecé muy bien pero a la semana me empecé a atracar, intentaba compensar, me volvía a atracar y tuve que dejarlo porque me presionaba muchísimo. No era tan difícil. De hecho la acabo de buscar:


21 días, 21 putos días solamente joder!

No está nada mal, más teniendo en cuenta que las frutas y las verduras NO CUENTAN!! Es decir, ilimitado!! Las 800-1100 kcal permitidas son de otras cosas que no son frutas y verduras. Creo que mi fallo fue que, en mi tozudez, sí que conté frutas y verduras. Pero eran pocas, nunca he sido de comer eso... no como nada de verdura y fruta la justa. Lo cual me hace reflexionar sobre mis hábitos y es un importante motivo para cambiar ya... pero no soy capaz y ni sé por qué. De verdad que mañana quiero empezar, quiero mi vida sana, esa que en estos últimos 6 meses ha sido peor que en toda mi puñetera vida. Qué meses más malos...

Igualmente, no me veo capacitada para la cuenta de calorías, prefiero guiarme por la intuición y no comerme mucho el tarro. Siempre me viene bien al principio, pero se acaba torciendo. Empecé el blog contando calorías y fue un maldito desastre... ahora también lo es, pero no cuento nada. Ayuda en el día a día para, al menos, seguir con la vida que tenemos que cumplir... contar calorías es un castigo. Al final, acababa comiendo sólo cosas que llevaban la tabla nutricional y el peso, porque si me tenía que poner a estimar pesos, buscar calorías... apuntarlo en el móvil para no olvidarlo... me volvía loca... y venga a apuntar más, y más... y vuelvo a comer, y vuelvo a apuntar... un castigo, es como echarte en la maldita cara lo cerda que eres (para mí). Por eso, no voy a contar calorías creo que nunca más.

Mi objetivo es: frutas, verduras, pechuga de pavo, lácteos (lights en lo posible) y poco más. Fuera dulces, chocolates, cereales, harinas. Empezamos? Olvidamos las malas vibras? Me voy a dar una oportunidad y voy a confiar en mí de una vez por todas?

(Nota: mis últimas 4 rebanadas de pan están aquí al lado... despedíos de mí)

sábado, 23 de abril de 2016

Todo va mejor sin presión.

Sí, me estoy atracando con pan, y ayer también. Pero sorprendentemente esta semana me he visto con bastante menos volumen. He adelgazado algo. Además, la semana pasada hubo atracón de pan blanco y guarradas sólo viernes. Atracón 1 día en lugar de 2 hace cambiar las cosas. Tampoco he estado comiendo bien, muchísimas golosinas, muchísimas, pero el resto de comidas pésimas. Queso, algo de fruta, pechuga de pavo, más queso... Alto en calorías pero muy pobre en nutrientes. Bastante mal. También he estado sometida a un estrés altísimo para mí y me está haciendo mella. Por eso he decidido volver a atracarme este fin de semana en lugar de luchar... soy débil, soy comodona, soy un mojón empapelado. I know. No me voy a presionar, no me voy a limitar alimentos (harinas, eso sí), voy a seguir como hasta ayer antes de atracarme y ya veremos... estoy algo más positiva y tengo muchísimas ganas de adelgazar (aunque eso siempre, pero del dicho al hecho hay un trecho).

Todo se verá... no puedo decir nada mientras doy bocados al pan. Qué patética soy.

Tengo una boda en 2 meses, poco más que añadir. No quiero sentirme la foca más enorme del planeta.

viernes, 1 de abril de 2016

Adivinen.

1 de abril, viernes, dándome un atracón de pan. En las mismas sigo. Gorda y ansiosa.

Sin embargo albergo ciertas esperanzas para la semana que entra. No por tener más voluntad de la nada precisamente, sino porque tengo varias cosas que hacer. Unas relacionadas con trabajo y otras relacionadas con el ocio, lo cual me deja prácticamente sin tiempo de comerme la cabeza ni comerme toda la despensa, claro. Mejor, mejor, sí. Tener la cabeza y el cuerpo ocupados en mil asuntos que no me dejen pensar en la puta comida. Aunque me tengo que alimentar cada día y es un puto rollo, en serio. Pensar cada puto y jodido día qué voy a comer es una tortura. Nada me apetece, nada me llena, nada me nada. Al final acabo comiendo cuatro guarradas altas en calorías que ni me satisfacen ni me nutren... y luego los fines de semana pan y pan y pan. Tengo unas piernas monstruosas. La barriga como un barril. Doy asco, mucho asco.

El mismo lunes ya empiezo con un nuevo proyecto, y el fin de semana que viene tengo varios compromisos así que no será posible atracarme. No quiero hacerme ilusiones porque luego lo hago como el puto culo y no adelgazo. Pero joder, necesito un poco de luz, algo de motivación, algo que me empuje a dejar este vicio de 4000 kcal al día...