jueves, 28 de enero de 2016

YA BASTA.

Años de devastación, depresión, tristeza, anhelo de una vida que no consigo tener.

Quise empezar el 2016 con estos objetivos, los que tengo ahora, pero no fue posible. Demasiada resaca navideña. No puedo con ella.

Febrero será el mes, día 1, lunes, comienzo de una nueva vida.

Ya no me hace fuerte y me destruye, ahora me hará fuerte y feliz.

Qué es lo que lo hará? Perder peso, cómo iba a ser sino. Soy una chica más en este infierno. Me quiero curar, sí, pero me quiero curar de los atracones y de la obsesión por la comida. Pasé una etapa restrictiva que me llevó a los 43 kg. Inicialmente estaba en 46-48 kg, con los que estaba muy a disgusto. Quería afianzarme en los 45, al menos.

Y lo conseguí, y no fue una etapa corta. Pero poco a poco llegaron los atracones de comida que me privé. Especialmente de pan, eterno prohibido para mí. Jamás comía pan. Al principio era una vez al mes, una vez a la semana... hasta que se convirtió en algo demasiado frecuente, y le sumamos golosinas, crema de cacao y mil mierdas más... 50 kg. O más. Mi último peso fue el 11 de enero, 49,5 kg. No me he atrevido a pesarme de nuevo porque me asusta. No me veo nada bien como para enfrentarme a la báscula.

Ayer fue un día horrible. Todo el día atracándome de todo. Son ya muchísimos días de 3000 kcal y hasta 4000. Normal que esté como una jodida foca. Me doy tantísimo asco.

Todo lo que como me hace sentir mal y nada me sacia emocionalmente (menos el pan, todo lo que como no sirve de nada hasta que llego al pan). Mañana me daré otro atracón de pan, "el último", el permitido, para decir adiós a esta horrible etapa.

Por enésima vez, quiero llevar una vida sana, ya no sólo con la alimentación, sino mentalmente. Estoy continuamente torturada, cuanto más me atraco peor me siento, quiero dejar de hacerlo, dejar de tener estos pensamientos y estas ganas continuas de masticar y masticar hasta que mi estómago reviente... no puedo más, hace muchos meses que no puedo más y sigo, sigo...

Necesito algo nuevo en mi vida, un cambio drástico que me ayude, que me motive a tener una vida diferente en todos los aspectos, el alimenticio sobre todo. 

Por eso, dejo el otro blog para olvidar todas esas malas experiencias, hacer borrón y cuenta nueva sin excusas. No lo he borrado, pero lo aparto. Quiero olvidar todo lo sucedido. Demasiada tristeza... el resumen de ese blog es que estoy en el fondo del pozo y no hay manera de salir. El lunes día 1 de febrero empiezo un nuevo camino.

Este blog no será tan personal, el otro lo tengo privado porque me quiero explayar de muchas cosas personales y cuento cosas de las que me avergüenzo por completo (episodios de comer como una cerda, sobre todo). Esta sobrealimentación me está matando ya no a poco a poco, ahora va demasiado rápido y tengo que cortar con esto ya.

Aquí todo será más funcional. Comidas, calorías, ejercicio y días verdes, días buenos. Sé que va a ser muy duro, por eso quiero apoyarme en este nuevo blog, escribir cada día y obligarme a llevar esta nueva rutina sana.

Voy a concretar mis objetivos:
> Alimentación sana, con frutas y verduras y alimentos procesados totalmente eliminados (especialmente el pan/harinas, crema de cacao, golosinas).
> Rutina de ejercicio bien marcada, con la que empezaré flojo (porque ahora no hago nada): 12 minutos en la caminadora, algunas series de pesas y abdominales o estiramientos 3 veces a la semana. En principio lo haré en martes, miércoles y jueves.
> Pesaje una vez por semana, los lunes a poder ser, sin contar el mismo día 1. Es decir, próximo peso, sin falta, 8 de febrero.
> Ocupar el tiempo que gasto lamentándome, atracándome y admirando personas delgadas en algo productivo para formarme, trabajar y ganar dinero.

Eso es todo. Traeré todos los días el reporte diario concluyendo con días buenos, porque ya no hay motivos para caer. No lo puedo permitir. Cuando caigo una vez, no me levanto hasta pasados varios días. Ya conozco mis reacciones y lo que me sucede, tengo que ser estricta y ser consciente de que una alimentación saludable es posible. No me refiero a restringir, me refiero a escoger los alimentos adecuados. Con no pasar las 2000 kcal me conformo, no soy ninguna loca de las calorías. Sé que puedo bajar varios kilos perfectamente si como más de 2000 kcal (llevo demasiados meses de atracones). Estaré alimentada, podré sobrellevar el día. Me gustaría hacer 1500 kcal pero de momento no me quiero exigir tanto; 1500 kcal son muy pocas en estos momentos.

Despacio y con buena letra, pero no caer. No comer pan. No inflarme de dulces, trigo y chocolate es mi prioridad ahora mismo.